sábado, 26 de julio de 2008

Audiolibros: ¿gran invento o frikada para vagos?



Después de haberos hablado de los libros de Zafón, los que me conocen un poco pueden haberse quedado sorprendidos ya que me precede la fama de poco lector. Digamos que es así, que leo poco mas que las páginas webs (que no son pocas), comics, y de vez en cuando, algún periódico gratuito (20 minutos, por favor!). Pues bien, la solución de la ecuación se llama Audiolibro. Un poco de historia…

En lo que mi era moderna se refiere (digamos que a partir del 2000), mis lecturas se han reducido a los viajes en Autobús hacia el instituto, donde me leí joyas como la trilogía de El Señor de los Anillos, o la del Elfo Oscuro, así como historias mas convencionales como Lolita, El diario de Ana Frank o El diario de Britget Jones. Una vez que me compré el coche, todo acabó para el papel, que vio como nunca sacaba minutos para dedicarle tiempo. Siempre he preferido invertir mi tiempo libre en videojuegos, o alguna otra frikida, cuando no en novias o colegas.

Ya en el 2005, en mi curro actual, y casi por casualidad, decidí buscar en el Google información sobre los audiolibros, y algo encontré, pero poco. Decidí indagar un poco mas, y a través de métodos poco recomendables para la moral de la sociedad, pero por todos conocidos, acabé encontrando una gran cantidad de historias, clásicas y modernas, en formato MP3. La gran mayoría de ellos leído por Robots (algo así como los Loquendo en el Youtube… pero mejorados), aunque también había alguno leido por personas, e incluso a diferentes voces y con efectos especiales.

Como por aquel entonces mi trabajo no requería una gran concentración, podía darme el lujo de escucharme algunos episodios al día en mi reproductor MP3 (por aquel entonces, un Discman).

Empecé, sin pensármelo dos veces, por El Código Da Vinci, del que todos hablaban, y tras éste, le siguieron Memorias de una Geisha, El Psicoanalista (me encantó), El año que trafiqué con mujeres, La Cena Secreta, Caballo de Troya, El Hobbit (este era la segunda vez que lo "leía"), y como dije antes, La Sombra del Viento. Todo esto en solo 5 meses, que no está nada mal.

A mediados del 2006 me cambiaron de proyecto, a uno mas complicado (mi proyecto actual), y se me acabó el chollo. 2 años después sin leer ninguna novela, y tras la salida del segundo libro de Zafón, decidí bajarme el audiolibro e intentar escucharlo, y así hice, ya que en solo 12 días, ya me había acabado la novela (12 días con interrupciones para leer los proyectos y resolver dudas, claro).

Y esa es mi historia con los Audiolibros. Es posible que ya que me he animado, busque por ahí alguna otra novela interesante y me la escuche en el curro, ya veré. Solo me queda animar a aquellas personas que como yo, tengan un curro mas o menos rutinario, o simplemente que tenga muchas horas de viaje, en coche por ejemplo, a que les den una oportunidad, ya que a mi me parecen muy prácticos (y así puedo echarme unas partidas a la Nintendo DS antes de dormir XD).

Un saludo ;)


Ni siquiera Robin "Assassin's" Hood se lo quiere perder

6 comentarios:

El niño vacío dijo...

Hey! (Nueva cuenta de Blogger, pero el mismo Mayo ...más o menos)

Yo probé los audiolibros un par de veces pero, la mayoría que encontré eran leídos por robots y no puedo con ellos.

Me parece una solución estupenda para los invidentes, que tienen derecho a disfrutar de las joyas de la literatura y, ¿por qué no? de los lectores más vaguetes ...aunque yo me quedo con las versiones impresas

Toshi Akea dijo...

Hey Mayo! Me alegra mucho verte por aquí. Espero que nos veamos pronto. Un abrazo!!! ^___^

PD: Tienes Blog? Pasame la dirección, y cuando tenga un rato me lo leo ^^

jimpako dijo...

http://www.escuchalibros.blogspot.com/

Manu dijo...

En USA es muy popular el asunto y todos los best sellers salen en audio libro.

Aquí mucha gente dice "me esperaré a la peli", allí muchos dicen "me esperaré al audiolibro".

Yo personalmente la unica ventaja que le veo es para dormir XDD

Anónimo dijo...

Es muy interesante, se le permite a la vista descansar y de paso, desarrollar la atención auditiva.

deivid dijo...

mira en www.LosAudioLibros.es tienes muchos en voz humana