viernes, 10 de julio de 2009

Las cárceles para perros y gatos

Esta noche me siento inspirado. Voy a tratar un tema del que hace ya tiempo que quería hablar, pero la verdad es que no sabía por donde empezar, y supongo que éste es un buen momento como cualquier otro para mostrar mi completo rechazo hacia la venta de animales en centros comerciales, particularmente de perros y gatos.

Quien me conozca un poco sabrá que adoro los perros, y también (aunque haya gente que no se lo crea) desde hace pocos años, también a los gatos. Siempre me ha estremecido todo tipo de crueldad animal, a veces, incluso mas que la crueldad humana en el sentido que los pobres no tienen conciencia de lo que pasa a su alrededor. Odio todo tipo de fiestas alrededor de los toros, incluyendo las corridas o los SanFermines (no me parece que el animal se lo esté pasando igual de bien que la peña que corre a su alrededor). No puedo ni ver imágenes de cacerías, y mas cuando se trata de fines únicamente lucrativos como muchos animales de los polos.

No quiero parecer activista de grupos en defensa de los animales, ya que nunca podré dejar mi actual alimentación que consta de mas carne que verdura, pero a mi me han educado de forma que los animales que nos comemos, lo hacemos por supervivencia, y que el fin mas obvio de los cerdos, pollos y sardinas es en nuestras barbacoas... pero no me quiero desviar del tema principal del texto.

Existen criaderos de perros que se dedican a vender a los animales con pedigree a aquellos futuros dueños que quieran tener a un pura raza en su familia. Aunque puedo estar mas o menos de acuerdo con respecto a los fines lucrativos de las ventas de perros de raza, tengo que reconocer que dichos cachorros están a sus anchas, probablemente en un campo, o en un piso, da igual, con su madre, y lo mas importante, con libertad. Dicho cachorro puede andar libremente por el patio, o el piso o donde viva, y si lo compran y se lo llevan a un nuevo hogar, probablemente podrá disfrutar de la misma libertad, pero en un espacio diferente.


Con los gatos pasa casi lo mismo. Los gatos saben valérselas en la calle cuando han sido criados en la calle, pero también hay gatos domésticos, como las mias, que han pasado de una casa donde vivían con su madre y hermanos (contactados vía internet), a nuestro piso, donde vagan a sus anchas en los 90m² que tienen, que vale, no es la calle, pero ellas están agusto subiéndose de arriba para abajo... son las dueñas de la casa.

Supongo que ya sabeis a donde quiero llegar, ¿no? ¿Por qué crear un paso intermedio entre dicha transacción de la mascota, de un dueño a otro? Para sacar dinero, está claro, pero una cosa es vender fruta o ropa, y otra bien distinta un animal, sobretodo si es un mamífero grande como un gato o un perro. A los pobres los sacan de sus hogares para meterlos en una jaula en un centro comercial, en el cual pasaran varios días, semanas o meses antes de acabar, en el mejor de los casos, en casa de alguien, pero ¿y mientras tanto? podrán "correr" en sus amplios ¿5 m²?... y además, no conocerán mas lugar que esa pequeña jaula tanto en el ir y venir de los padres y niños, como en la soledad de la noche, sin mas ruido que los de sus propios compañeros. ¿Y que pasa con aquellos que envejecen y no son vendidos? Mejor prefiero no pensar en ello.

Cuando era pequeño, me encantaba irme a ver a los animales en sus jaulas mientras mis padres pagaban en el cajero, y llamar la atención de los perros, metiendo el dedo para que me lo chuparan, y con suerte poder darles una pequeña caricia. Pero ya no soy un niño, y lo que veo en esos animales es un sufrimiento gratuito que no merecen, ya que forman parte de un negocio en donde vidas pasan a través de intermediarios innecesarios que no hacen mas que atormentar a los animales durante un tiempo. Y si, la jaula puede estar limpia, tener comida y agua... pero señores, aunque la jaula fuera dorada, sigue siendo una jaula.

No compreis animales en los centros comerciales, y si podeis, adoptar a aquellos que han sido abandonados. Hay muchas alternativas, y muchas de ellas gratuitas o a muy buen precio, pero no les deis razones a las tiendas para seguir con el negocio.

4 comentarios:

Manu dijo...

Opino exactamente como tú, bueno quizás exceptuando las carreras de San Fermin con algunos matices, pero en general lo mismo que tú.

Sabe muy mal ver animales en jaulas de cristal... todo el día ahí, cagando ahí, bebiendo ahí, durmiendo ahí... y despertando ahí.

Yo no tengo animales en casa, aunque me encantan los perros y mi familia viene del campo, vamos, que lo que es animales están más que acostumbrados a convivir con ellos, pero quizás es por eso que ven "mejor" tener animales en el mundo rural, en la casita del campo, en el pueblo... y no en un piso. Con los gatos pues pase, porqué van a su bola y son pequeños, pero tener un pastor aleman en un piso de 80m2 es tonteria, a mi modo de ver.

Otra cosa que quería comentar es la "moda" que hay ahora de tener perros de cierta raza (sobretodo estos pequeños feos), tenía varios amigos en el curro y todos tenían el dichoso chucho... ¡y ojo que les había costado más de 1000 euros, vacunas aparte!

No se, para mi un perro es un ANIMAL DE COMPAÑIA como dice el nombre, y en las perreras municipales, por desgracias, puedes adoptar a cualquier perro sin coste alguno y ya vacunado... ¿por qué la peña compra perros "de lujo" que además ni son perros ni son nada? Porqué un perro grande aún te defiende incluso, pero estos "mini perros" no sirven para nada, han sido criados por selección humana, no natural, para alcanzar unas formas y unos tamaños que... si los dejasemos libres en el campo moririan en menos de un mes, no son útiles ni para pastorear, ni para proteger viviendas ni siquiera para sobrevivir por ellos mismos (y encima son feos y tienen enfermedades congenitas).

En fin... el perro es un ser vivo, y a veces me da la sensación que la gente habla de los perros como si fuesen videoconsolas, en serio...

ratgax dijo...

Es un tema muy complicado. Me gustaría decir que estoy completamente de acuerdo con vosotros, pero no es así.

Me gustan los perros, mis padres siempre han tenido varios, pero me gusta más el ser humano.

Hay gente que se gana la vida vendiendo unas mascotas que luego pueden resultar MUY queridas por la gente que las compra. Es una forma de esclavitud moderna que algún día superaremos, pero aún estamos muy blanditos para entenderlo...

Como siempre, un perro estará bien o mal depende de quien lo cuide, si en el centro comercial los tienen cuidados, juegan a ratos con ellos y los pasean, no tengo nada que añadir.

Cerca de mi trabajo hay un centro comercial con perros, pero yo he visto a las trabajadoras paseandolos por el pasillo.

Puede que sea una excepción, no lo se, pero en cualquier caso no puedo dejar de pensar que quizá ese perro que mira aturdido desde detrás del cristal puede encontrar una familia que le dé el cariño que merece.

Si no compramos esos perros haremos un mal a los perror y otro a las personas que viven de ellos, así que defenderé de nuevo al Diablo y pondré el punto discordante en éste artículo.

Lo siento yo soy así ;-)

iMeMiNe dijo...

Estoy 100% de acuerdo contigo, gracias por escribir esta entrada :D Siempre he pensado que si los animales no se vendieran la gente no los trataría como un objeto y, por tanto, no los abandonaría como un juguete roto cuando se aburriera de ellos :(

Jorge y yo no soportamos mirar las vidrieras de las tiendas de animales, es indignante...

Ojo, y no dudo que quienes trabajen en esas tiendas quieran a los animales, pero por eso no deja de ser duro tener a los animalillos así :(

Manu dijo...

Jajaja, Jordi siempre con la nota discordante XD