martes, 4 de noviembre de 2008

XIV Salón del Manga de Barcelona

Pues eso, que aunque al principio no teníamos pensado ir este año por motivos económicos (es la 3ª vez que vamos los dos, y la 4ª mía), al final decidimos liarnos la manta a la cabeza y decidimos ir ida y vuelta en el mismo día, con el consiguiente ahorro del alojamiento. Hace mas de dos meses vimos una oferta en Vueling y compramos los tickets, y la semana pasada fui a comprar las entradas para el Salón al CorteInglés, ya que hacer cola para comprarlo in situ es lo peor del mundo. Bueno, acabada la organización la cosa salió mas o menos así...

6:00 a.m.

Suena la alarma (Horror!!!). Hemos dormido 4 horas o menos, ya que la noche anterior estuvimos de Halloween y nos acostamos tardecillo (XD). Necesito un café y no tenemos café hecho (nunca bebemos café en casa), así que un colacao para cada uno, y tirando al aeropuerto. Nos llevamos la mochila para meter los mangas de vuelta.

8:30 a.m.

Es la hora a la que sale el vuelo a Barcelona. En el aeropuerto nos encontramos con dos viejos amigos, Hunter y Alberto, de la ya extinta Asociación Tokyogénesis. Nos comentan que vienen por un concierto de JAM Project, un grupo de cantantes de Openings que se han juntado para hacer unas giras y tal.

Había máquinas expendedoras gigantes en las estaciones

10:00 a.m.

Llegamos a Barcelona, y como cada año, no sabemos llegar a La Farga (XD). Los cuatro, plano en mano, decidimos seguir una ruta planificada por Alberto y llegamos a Hospitalet una hora después. En este punto nos volvemos a dividir, ya que ellos se fueron al hotel. Desayunamos (por fin café!!!) y nos dirigimos al Salón.

Dispuestos a la batalla

La fila era interminable

Un poco de Cosplay galáctico para la cola

12:00 p.m.

Llegamos a tiempo a las colas, ya que esta es la hora a la que abrían las puertas. ¡Hay mucha peña disfrazada! y eso que hoy no es el día en el que entras gratis si vas de Cosplay. Nos metemos para adentro, dispuestos a perder la noción del tiempo...

¡Por fin! Ya estamos dentro

Monedero en mano, dispuestos a gastar

La Farga estaba llenísima como siempre, y nos dirigimos, como no, a la búsqueda de packs colecciones completas, donde te puedes ahorrar 1 o 2 tomos, cosa que no está muy mal. Bea se pilla la colección completa de Alice 19th, pero a mi no me llama mucho la atención. Yo por mi parte me compro el Zetman nº 9, que ya estaba bien después de un año sin publicar número.

¡¡¡Al rico Merchandising!!!

Stands y stands lleno de material

Este año parece que estaban de moda los muñequitos llaveros, medio góticos que están muy graciosos, pero los veías por todas partes. También notamos que todo está como mas caro. Para un Gachapon tienes que desenbolsarte los 6€ mínimo, y que decir de una figura. Incluso los stands de Videojuegos tenían los precios muy altos. En tiendas como Game, Mediamark o Eroski hay ofertas mucho mejor que las que nos ofrecían. Eso sí, el Samba de Amigo de Dreamcast y su precio prohibitivo era algo que me encantó ver (^_^).

Peluches góticos por todos lados

Cosplays de actualidad: Ligh Yagami y L

... y cosplays clásicos que nunca pasarán de moda

3:00 p.m.

Ya nos empiezan a rugir las tripas, así que hora de comer. Dentro del recinto hay puestos de comida japonesa, china, bocatas... pero un año mas nos dirigimos al Centro Comercial cercano, para comer algo de comida basura, en este caso, un Burrikin (Burguer King para los no iniciados). Colas impresionantes, pero merece la pena. Antes de volver al Salón, no pasamos la oportunidad de pasar por las tiendas de videojuegos (GameStop y Game, ambos en el mismo edificio ¡¡Genial!!) donde me pillé un Super DragonBall Z de PS2 de segunda mano por 9€ (ganga!). A Bea le regalé una funda para su PSP, que la venía queriendo hace tiempo.

A reponer fuerzas a base de hamburguesas

Ni siquiera en el centro comercial acababa el espíritu... ¡¡¡Protesto!!!

5:00 p.m.

Volvemos al Salón, y a las compras que nos quedan. La cola esta vez era interminable, y eso que llevábamos un sello para entrar directamente. Como siempre la corruptela hacía gala de presencia, y había chavales que no tenían muy claro lo que significaba el concepto de "Hacer la Cola". Al menos, los disfraces nos amenizaban ^_^

Estas dos amigas deberían haber puesto orden en la calle

Toca el turno a las editoriales tochas, Planeta y Norma, ya que son las que tienen el tenderete mas grande (Planeta nunca me dejará de sorprender). Aun así, las tiendas pequeñas tenían ofertas de 5% de ahorro en cada compra, o 50cts de descuento, por lo que acabamos comprando nuestros tomos en dichas tiendas. Yo me pillé el nº6 de DragonBall que lo tenía colgado y el último Amasando Japan, y Bea algunos Say Hello to Black Jack, así como el nuevo XXXHolic, y una camiseta friki muy chula que me regaló (^_^). He de decir que yo compré poco porque el día anterior fui a la Fnac, y ya estaban allí las novedades del Salón, por lo que ya tenía comprado el nuevo Ruroni Kenshin y el nuevo FullMetal Alchemist. Algunas fotos más, y nos fuimos a ver el concierto de JAM Project.

El stand gigante de Norma

DragonBall nunca pasará de moda... por suerte (^_^)

7:30 p.m.

El Concierto de JAM Project era en un polideportivo que había 9 calles mas lejos. Mas que un concierto, era una presentación del grupo, mas tres canciones. El concierto tocho sería al día siguiente, domingo, así que nos lo perdimos. Aun así el polideportivo estaba muy lleno, y la verdad es que todo el mundo se emociono cuando uno de los cantantes se arrancó con el We Are, 1º OP de One Piece. La verdad es que ver al cantante interpretar en directo la canción que tantas veces había escuchado molaba mucho. Luego cantaron otras dos que no conocía, porque la verdad no estoy muy puesto en anime (lo mio es mas el manga), aunque una de ellas era de Super Robot Taisen, y todo el mundo se la sabía. Las otras dos canciones la cantaron en grupo los 5 artistas, uno de ellos chica, por lo que quedaba muy chula. A las 20:00 ya había acabado la presentación.

Estábamos bastante lejos porque llegamos muy justos

8:00 p.m. y cierre

Todo esta muy bonito, pero de vuelta al aeropuerto, que no queremos perder el avión. Un par de trenes, y casi una hora después ya estábamos en la puerta de embarque del Prat. Para matar el rato nos pusimos a leer algunos tomos (yo me bebí 2 números de Bleach). A las 10:30 salió el vuelo a Sevilla, y a las 12 de la noche, ya reventamos, tocamos tierra. A la 1 ya estábamos sopa en la cama (XD)

Pues poco mas. Ya veis que fue un día agotador, pero que lo exprimimos a tope. Yo me lo pasé muy bien, y aunque fue una visita relámpago, me pareció algo muy práctico, y que repetiría con gusto el año que viene.

Hala, nos leemos ;)

1 comentario:

Alex dijo...

Wow! Impresionante el ambiente.
Me apunto pal año que viene