martes, 4 de agosto de 2009

Mi experiencia con Linux

Hoy he recogido mi PC habitual de la tienda de informática. Parece ser que hay una especia de partícula en el interior de mi equipo que hace que todo el polvo de la habitación acabe dentro, y parece ser que el polvo del interior del PC ha sido el motivo por el que casi salga ardiendo (XD). Total, que como aun tengo garantía, me han cambiado la fuente de alimentación, y me han recomendado que lo abra de vez en cuando para limpiarlo. La verdad es que no lo he abierto desde que lo compré, allá por febrero, por lo que no me extraña que tuviera polvo (XDDD).


Por otro lado, debeis saber que hace poco nos compramos el PC para la futura tienda, y que llevará Linux (Ubuntu). Pues bien, esta concatenación de eventos me han obligado a estar mas de dos semanas a tope con Linux, con experiencias en general satisfactorias, pero no lo suficientes. Antes que nada he de decir que antes que esta ocasión, otras dos veces he intentado estar un tiempo usando el SO libre, pero siempre me he acabado frustrando, sobretodo por su poca intuitividad para el que no lo ha tocado nunca, como yo.

Aun así, dicen que a la tercera va la vencida, y decidimos comprar un equipo con Linux para la tienda, para abaratar costes, sabiendo ya que existian programas TPV (Terminal de Punto de Venta) que corren bajo dicho entorno. Al principio me costó horrores, para variar, porque no sabía intalar nada, pero por suerte fui una tarde a casa de mi buen amigo Korosu, y me dio unas cuantas buenas lecciones, me hizo conocer el lugar donde están todos los programas (cuyo nombre no me he aprendido), y me enseñó algunos truquillos.


A partir de ahí, todo mucho mejor. He conseguido muy buenos programas, como Audacity para el audio, y he aprendido a moverme por el Open Office, pero he echado de menos otros tantos, como mi querido Corel Draw, mi mano derecha en diseño. Además, he tenido algunos problemas con la impresora (decía que tenía poca tinta, cuando el cartucho era nuevo), y muchas veces me tenía que llevar media vida googleando para buscar el programa que quería, que no siempre estaba en el "contenedor de programas" mencionado al principio (como por ejemplo, el Skype Call Recorder). Incluso programas con los cuales ya estoy familiarizado en Windows como el navegador Firefox, o el gestor de correos Thunderbird, eran ligéramente diferentes en Ubuntu.

Ya he vuelto a conectar el PC habitual, con su windows original (me lo instalaron en la tienda de informática el día que lo compré), y he llegado a la conclusión de que aunque comulgo al 100% con el espíritu de Software Libre, aun le queda mucho camino por recorrer para llegar a la facilidad de Windows, y a la calidad de muchos de sus programas. Aun así, en la tienda usare Linux, tal como he comentado, a menos que me acabe rallando con los programas de TPV, que esa es otra historia que ya contaré otro día. Lo que tengo claro, es que el ordenador de casa, el que trabaja de verdad, ese seguirá corriendo bajo XP (pero con Firefox, Thunderbird, VLC, Open Office... pero el Gimp nunca superará a mi querido Corel XDDDD).

Groarr!!!!

4 comentarios:

Korosu Itai dijo...

No estoy de acuerdo cuando dices que no es intuitivo, de hecho en mi opinión lo es mucho más que Windows.

El problema es que estás acostumbrado a Windows y te choca el que Gnome y Ubuntu en general sean distintos, pero es lógico, no puedes esperar que la interfaz sea la misma (de hecho puedes dar gracias de que no lo sea XD).

Mi padre estuvo usando Windows durante años, e intentó un par de veces utilizar Ubuntu, pero no logró adaptarse. Siempre andaba pidiéndome que le instalase programas de Windows con wine y cosas así, en vez de cambiar su forma de hacer las cosas al estilo de Ubuntu. Más tarde se le estropeó (una vez más) el XP, y se lió la manta a la cabeza e instaló Ubuntu. Desde hace meses es lo único que usa, y ahora que por fin ha decidido abandonar los programas que usaba y aprender los disponibles está más contento que unas castañuelas. No usa Windows ni lo echa de menos, y está mucho más contento con el ordenador ahora de lo que estuvo nunca. A mi padre lo que le costó fue adaptarse al software existente en Ubuntu.

Pero el caso de mi madre es distinto, no había usado nunca un ordenador. Hizo un mini cursillo del ayuntamiento usando Windows XP, y en casa le puse un Ubuntu. Su primera impresión fue que Ubuntu era mucho más claro, y es lo que usa desde entonces. Nunca había usado un ordenador, y no le costó nada adaptarse al nuevo sistema.

Y es que es normal, en Windows tienes que darle a "Inicio" para apagarlo, no tiene ningún sentido. Lo que pasa es que estás tan acostumbrado a ello que ni te das cuenta, pero es anti intuitivo. Cuando una persona nunca ha usado un Windows, y se lo enseñas (como mi madre), se sorprende y te mira con cara de "qué me estás contando?".

Y es sólo un ejemplo, el entorno de Windows es un horror en cuanto a usabilidad. Los programas ni siquiera están ordenados, hay una lista enorme de programas que además aparecen normalmente con el nombre de la empresa que los hizo, ni siquiera con el nombre del programa en sí! WTF

En Ubuntu te los encontrarás ordenados por categorías, los de gráficos en gráficos, los de oficina en oficina. Eso sí es intuitivo.

Otros ejemplos los tienes en los programas en sí. Firefox tiene cosas distintas en ambas plataformas, claro que sí. En Windows las opciones están en Herramientas->Opciones, eso no tiene sentido. Las opciones no son herramientas. Esto es así porque Firefox quiere facilitar las cosas a la gente que viene de IExplorer, qué es de donde viene esa absurda distribución.

En Ubuntu en cambio te lo encuentras en Editar->Preferencias, lo cual tiene todo el sentido del mundo y es mucho más intuitivo.

En definitiva, debes olvidarte de Windows. En Ubuntu puedes hacer casi las mismas cosas que hacías con Windows, pero las harás de manera distinta. Y si pretendes hacer las cosas de la misma manera fracasarás y, probablemente, le echarás la culpa injustamente al sistema.

ratgax dijo...

Trabajo en una desarolladora de software, pero también vendemos máquinas a nuestros clientes y les hacemos el mantenimiento de la red y de los equipos.

Linux nos va bien para montar servidores de ficheros y poca cosa más, en mi experiencia todavía está muy verde para ser una alternativa "viable" en los pc's de nuestros clientes.

"Cambiar la forma de usar los programas" es algo que puede hacerse a nivel personal con no pocos quebraderos de cabeza, pero a nivel profesional no es una opción.

Y mientras siga siendo así, será lo que es ahora, un sistema operativo minoritario e infravalorado.

A nivel personal hace tiempo que sobrevivo con un Ubuntu, pero no nos engañemos, la compatibilidad con las aplicaciones "mayoritarias" es un requisito indispensable para que un sistema pueda hacer sombra a Windows.

Manu dijo...

Estoy con Korosu y con Jordi, ambos tenéis razón.

Seguramente sea mucho más intuitivo que el Windows de cara a alguien que no sabe usar un PC y aprende por primera vez. Lo mismo suele decir la gente que tiene Mac, aunque yo no tengo ni idea, soy de PC y de Windows de siempre (el Linux solo lo uso en casos de emergencia).

Pero también es cierto lo que dice Jordi. Yo trabajaba en Endesa BCN y todos los sistemas iban con Windows, cuando entre era con 2000 Server y luego pasaron al XP... que horror madre mia, aquello era un desastre. Lo peor de Windows es su nula retrocompatibilidad con muchos programas o partes de su sistema antiguo... pero claro, eso en si mismo es una mina para los que nos dedicamos a programar.

Un día me di cuenta, ya trabajando, que si todos los programas funcionasen de puta madre y no fuese necesario un mantenimiento constante... estariamos en paro el 70% de los informaticos XDDDDDDD

Así que viva Windows, vivan sus versiones incompatibles entre sí, vivan esas librerias obsoletas, y vivan los programadores que programan de pena (que somos casi todos) porqué así siempre tendremos curro reparando una y otra vez XDDDDD

La única vez en la que me molesta que programen mal es con los videojuegos, pero vamos, para lo demás es un chollo: trabajo asegurado XD

Manu dijo...

Waaa, acabo de terminar "Dragon Quest: Las aventuras de Dai", lo que aquí en España se conocía como "Las aventuras de Fly" al menos en Catalunya.

El anime sólo alcanza el 40% de la historia y creo que no lo continuaron por falta de audiencia o algo así.

En fin, una lastima, porqué el manga continua la historia mucho más allá, y cuando llegas al último tomo... es simplemente muy bueno. Y ojo, los japos son especialistas en cargarse sus series en los finales, pero el final de "Las aventuras de Dai" es digno de un buen RPG, logico ya que se basa en una saga de RPGs.

No se si en España lo han editado completamente o no, pero os lo recomiendo sin lugar a dudas. Me ha dejado un buen sabor de boca, e incluso alguna lagrimilla.

Saludos.

PD: ¿al final grabaréis el podcast o no? Igualmente pasadmelo por e-mail para colgarlo en podomatic... bueno, o haced lo que queraís.